Mitos y héroes

Carmen

Primero, es menester que definamos lo que es un mito.  Consiste en una leyenda, una persona con dimensión universal, particular, quien marcó los espíritus.  Carmen es la protagonista de la novela de Prosper Mérimée, escrita en 1845.  Esta mujer es una gitana sensual, inconstante y libre.  Seduce a los hombres dado que es seductora, misteriosa, difícil de resistir, pero también rebelde, agresiva, indomable, autoritaria e insolente.  Este mito de la mujer manipuladora, embrujadora y bella era un fantasma para los hombres y, al mismo tiempo, un modelo para las mujeres, porque no respetaba la rigidez de la sociedad de finales del siglo XIX.

Carmen puede ser considerada como un mito también porque, además de ser seductora, peligrosa, rebelde en contra de los buenos modales, es la alegoría de la feminidad, de la seducción.  Lleva una dimensión universal, es un símbolo de libertad, de belleza.  Carmen es un mito intemporal y fue representada en la danza, el cine, el teatro y la ópera, de donde viene su fama.  Pienso en la ópera de Georges Bizet, en 1875.

Para concluir, se puede considerar a Carmen como un mito porque ha perdurado y sigue perdurando a través del tiempo como símbolo de libertad.

Por Inés Letrillard, TL, Tonnerre, 2016